Los devastadores efectos de la infidelidad, en las diferentes edades de los niños y adolescentes. 💔😪

LAS PEORES CONSECUENCIAS, A LARGO PLAZO!

En los hijos varones también tiene dolorosas consecuencias.

Muchos adultos consideran que ser infieles a su pareja no causa ningún perjuicio a su familia, salvo en el caso de que sean descubiertos. Y aun así, se piensa que los niños son muy resistentes y que pronto se olvidarán de ello y podrán seguir adelante con sus vidas como si nada hubiese pasado. Pero cada vez más investigaciones niegan este punto y señalan que los cambios en el comportamiento del infiel pueden ser fácilmente percibidos por su retoño y, de esa manera, influir de forma totalmente perniciosa en su desarrollo emocional.

En una investigación de Kate Figes de tres años escribió Our Cheating Hearts: Love and Loyalty, Lust and Lies (Virago), que ya fue publicado y en el que recoge los testimonios de multitud de infieles, a los que analiza desde el punto de vista de la psicología, la sociología y otro tipo de investigaciones. Como la autora ha expuesto en un adelanto en las páginas de The Daily Maillos resultados de una infidelidad conyugal son mucho más devastadores de lo que podemos sospechar.

Los estudios demuestran que los niños suelen enterarse de las infidelidades de sus padres a lo largo del libro, Figes expone unos cuantos de los hallazgos que ha descubierto a lo largo de su investigación. Por ejemplo, que muchos de los infieles sienten el deseo de ser descubiertos cuanto antes para poner fin a su estresante situación. O que, como muchas veces se ha sospechado, efectivamente la gente siente cada vez más la necesidad de ser infiel. Por eso mismo, indica la autora, hoy en día ser fiel a la pareja se considera como la mejor demostración del amor que sentimos hacia nuestra ella, aunque en el pasado no fuese así necesariamente.

Figes se lamenta de que solemos poner nuestro bienestar y felicidad (o, simplemente, nuestras apetencias sexuales) por encima de las de nuestros descendientes. Pensamos en muchas ocasiones que lo mejor para los niños es divorciarse, cuanto tener unos padres separados no es en la mayor parte de casos la mejor opción. La autora cita al sociólogo Jean Duncombe a tal respecto, que asegura que cuando alguien le confiesa que está siendo infiel, le pide que piense en sus hijos, ya que por mucho que señalen que no se enteran de nada, no es así, sino que el comportamiento del infiel cambia aun sin ser conscientes de ello.

Los niños lo saben todo

El principal problema, señala la autora, es que los niños descendientes de padres infieles, cuando crecen, no piensan únicamente que sus padres fueron deshonestos con sus parejas, sino también con ellos mismos. Ello suele dar lugar a problemas de autoestima, comportamiento asocial o diversas conductas derivadas de la sensación de abandono por parte de su padre. Todos estos problemas no se dejan notar únicamente en el corto plazo, sino también en el largo, por ejemplo en su manera de amar a los demás o de mantener una relación a largo plazo.

Los hijos de padres infieles viven relaciones amorosas marcadas por la incertidumbre existen dos estudios realizados a lo largo de un cuarto de siglo que refrendan dicha idea sobre lo que Figes denomina el “gen de la infidelidad” y que fueron realizados por Judith Wallerstein. La psicóloga indica que la mayor parte de efectos de una infidelidad no se perciben en su totalidad durante la infancia y la adolescencia, como la mayor parte de la gente piensa, sino que estos son más visibles con el paso del tiempo y alcanza su cénit durante la edad adulta. Debido a que fueron traicionados en el pasado, los descendientes de infieles sienten que eso mismo puede volver a ocurrir, por lo que sus relaciones amorosas están marcadas por la incertidumbre. Wallerstein señala la diferencia que existe con aquellas personas que simplemente han perdido a su padre, y que no presentan los mismos comportamientos. Los hijos de parejas donde se ha cometido una infidelidad están más inclinados a hacer lo mismo.

Figes propone una serie de estrategias para aliviar esta situación, si llegado el caso no se puede hacer nada para evitarlo. En primer lugar, y de forma bastante obvia, evitar que las discusiones de la pareja sean violentas o atenten contra la dignidad de la otra persona. En segundo lugar, recordar que el niño no puede ser el terreno de batalla en el que se disputan los problemas de la pareja, sino que los padres deben permanecer siempre unidos en lo que respecta a sus hijos. Por último, hay que evitar que los sentimientos negativos afloren delante de los niños. Lo importante es la confianza de estos, por lo que hay que vigilar en todo momento que no vean heridos sus sentimientos. La forma en que los niños reaccionan a las infidelidades de sus padres varía significativamente según su edad.

  • Menos de cinco años. Los pequeños detectan que sus padres ya no les dedican tanta atención como de costumbre, por lo que empiezan a necesitar más y más muestras de afecto, aunque sea un simple contacto visual. Es complicado para los padres infieles cumplir con las expectativas de afecto que sus hijos requieren de ellos, por lo que la ansiedad de estos niños puede aumentar sensiblemente durante su edad adulta.
  • De cinco a diez años. En esta edad suele aparecer un peligroso sentimiento de culpabilidad entre los niños, que piensan que el comportamiento de sus progenitores está causado por su presencia. Su mayor miedo es que sus padres se separen, y por lo tanto comienzan a tener pesadillas y a sentirse mal consigo mismos, o a regresar a previos estados infantiles. Aún les cuesta comprender el significado de una separación.
  • De once a dieciocho años. Es el perfil del joven que tiene más probabilidades de descubrir las infidelidades de sus padres, debido a que su comprensión del mundo social es mayor, o puede utilizar las redes sociales para hacerlo. Es muy probable que si en esa época descubren la deshonestidad de sus padres, sus convicciones morales sufran y pasen a comportarse de manera mucho más descreída en sus propias relaciones personales. El peor de los casos posibles es el de los jóvenes que han de actuar como cómplices de sus padres, lo que les sitúa en una posición peligrosa y estresante dentro de la familia.
  • De 18 años en adelante. Muchos padres creen que a partir de cierta edad, la revelación de la verdad no puede causar ningún daño, pero incluso a tales edades puede resultar perjudicial para sus descendientes. Una de las reacciones frecuentes es la absolutamente opuesta a la que aparecía durante la adolescencia, es decir, en lugar de comportarse como sus padres, se convierten en personas altamente intolerantes ante cualquier infidelidad. Ello influye de manera negativa en sus relaciones, ya que puede conducir a establecer criterios excesivamente rígidos en su relación con los demás que dificultan su mejora de los problemas personales.
  • Sin duda es un tema bastante amplio y que demuestra que efectivamente se afectan bastante los niños, adolescentes y adultos a largo plazo.

~CJ💯

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

14 sencillas maneras de crear confianza con tus hijos!

“Toda la vida estás esperando a encontrar las mejores circunstancias…sin darte cuenta de que la mejor circunstancia es la que tienes aquí y ahora”.

-Guitton

Introducción

Se puede armonizar perfectamente la autoridad paterna, que la misma educación requiere, con un sentimiento de amistad, que exige ponerse de alguna manera al mismo nivel de los hijos. Los chicos —aun los que parecen más díscolos y despegados— desean siempre ese acercamiento, esa camaradería, con sus padres. La clave suele estar en la confianza: que los padres sepan educar en un clima de familiaridad, que no den jamás la impresión de que desconfían, que den libertad y que enseñen a administrarla con responsabilidad personal. Es preferible que se dejen engañar alguna vez, la confianza, que se pone en los hijos, hace que ellos mismos se avergüencen de haber abusado, y se corrijan; en cambio, si no tienen libertad, si ven que no se confía en ellos, se sentirán movidos a engañar siempre.

Sin confianza no podemos educar y además no hay recetas mágicas sino sentido común y ganas de darse a los hijos. La confianza no se impone, se inspira. Y sólo puede inspirarse en un ambiente hogareño, familiar, alegre… La confianza es cuestión de tiempo y es la clave para entrar en el mundo de tu hijo. Sólo podemos conocer a alguien cuando “gastamos tiempo” en convivir con ese alguien.

1. Entrar en su mundo

Si nos tomamos en serio a los hijos, ¿por qué no entrar en su mundo y verlo con sus ojos? Esto no significa que nos identifiquemos con él, sencillamente es como si nos “metiéramos en sus zapatos” y ver el mundo desde ahí. En ocasiones esto puede modificarnos, no sólo la idea que teníamos del niño, sino incluso del mundo que vivíamos desde nuestra perspectiva. Este ejercicio es muy rico en consecuencias, si para él un determinado asunto en el recreo o con un profesor o con un compañero o con cualquier otro tema, es muy importante se sentirá no sólo escuchado sino comprendido, atendido. Es un asunto tan importante como para ti un tema profesional con tu jefe o con tu Director General ¡igual de importante! Y no hay que decir que cuando nosotros tenemos un tema de esa índole y decidimos contárselo a nuestro marido o a nuestra mujer, siempre esperamos de la otra parte mucha atención e interés e incluso pocas interrupciones. A nuestros hijos les ocurre igual. Esto se verá reforzado si compartís juegos, aficiones, etc.

Si para hablar con ellos esperamos a que lleguen grandes momentos, graves e importantes se nos pasará la vida sin saber que hemos desperdiciado grandes momentos de pequeñas conversaciones. En la adolescencia esto será nuestra gran palanca para orientar a nuestro hijo, pero no es necesario esperar hasta entonces. La amistad se vive en una cierta gratuidad. Sin embargo, casi todos empezamos pidiendo amistad. Y muy pocos empiezan ofreciendo amistad.

2. Consultarles cosas

De vez en cuando, igual que hacen ellos consúltales cosas, a solas, relacionadas con tu trabajo o con algunas decisiones que tienes que tomar, te sorprenderá su juicio y su discreción. Lo entenderán como una confidencia, que como sabes es la base toda buena amistad. Da un poco de reparo hacerles participes de ciertas cosas porque pensamos que ellos no se van a enterar de lo que les dices y será una pérdida de tiempo. Pídeles su juicio y consejo, sinceramente, sobre un determinado asunto. Hombre, ellos no son expertos es verdad, pero no son tontos, te sorprenderán con sus respuestas y en ocasiones serán soluciones muy creativas, a las que tu solo o con otro adulto, no hubieras llegado nunca. Esto os ayuda recíprocamente a conoceros y valoraros mejor, con toda seguridad a tus hijos les apetecerá hacer lo mismo pasados unos días. Es buen test saber si nos consultan cosas con frecuencia, o cuanto tiempo lleva sin hacerlo, no esperemos a que se decidan ¡adelante tú.!

3. Darles responsabilidades

Si siempre piensas que es responsable, responderá mejor con su libertad que si les manifiestas desconfianza. Además, como le ocurre a la confianza la desconfianza se nota, se percibe si hay o no complicidad, proximidad, en una palabra, que no te fías de ellos. Siempre es mejor correr e riesgo de que en algún momento nos puedan engañar, a que piensen que sus padres no se fían de ellos. Cuando un hijo nos cuenta algo tiene que tener más credibilidad que un acta notarial para nosotros. La confianza genera confianza. En esto no hay término medio o le das credibilidad o no se la das, es decir, dicho un poco simplificadamente, si no te fías, puedes acabar convirtiéndote en un policía de tus hijos, y se puede acabar por curiosear en sus pantalones, agendas, etc. ¡Verdad que produce bochorno con tan sólo pensarlo!

4. Honestidad en las repuestas a sus preguntas

Algunas veces para quitarnos un problema, ante la insistencia de nuestros hijos sobre algún asunto determinado, le decimos que cumpliremos sus deseos más adelante, pero sin estar seguros si podremos hacerlo y, otras veces, estando seguros de que no podremos. Esto termina minando la confianza que nuestros hijos tenían depositada en nosotros. En otros momentos sentimos miedo a la verdad o a decir lo que pensamos, ellos ya saben como piensas, aunque cueste es siempre mejor tener la valentía de decir lo que pensamos. Y si tenemos dudas, manifestar nuestras dudas también, es honesto.

Independientemente de la edad de los hijos, ellos merecen una respuesta honesta. La honestidad fortalece su sentido de confianza. Si nosotros no respondemos con sinceridad a las preguntas de nuestros hijos, ellos crearán sus propias respuestas ficticias. Y lo peor de todo es que les hemos enseñado a mentir sin pretenderlo.

5. Tener una cierta intimidad con cada hijo

10 minutos cada 15 días no es mucho y sin embargo es muy difícil de vivirlo. ¿Podemos contestar así de repente qué le preocupa ahora a cada hijo nuestro? Haz la prueba con uno de ellos, escribe en un papel qué crees que le preocupa en este momento y después pregúntale. Hazlo de manera natural, pero que podáis estar a solas y podáis disfrutar de una cierta intimidad. Y después contrasta el resultado. ¡Es muy interesante!

Aunque como buena madre o buen padre sabes que las caras lo dicen todo, y que no es necesario preguntarles, sin embargo, hay veces que algunas cosas no están reflejadas en la cara. Es mejor que no demos cosas por supuestas cuando se trata de conocer a mis hijos.

Recuerdo una vez que un padre me contaba de su hija de seis años que le dijo que se iba a casar con un chico que había conocido en la ruta del colegio. Este padre la llevó al salón cerró la puerta y se puso a escucharla como si la niña que entonces tenía 8 años tuviera 25 años y a preguntarle cómo sería la boda, a quién invitaría y un largo etcétera. Su hija siguió la conversación con toda seriedad, y naturalidad sin poder contestar a todas las preguntas, naturalmente todo acabó en eso, pero desde entonces y en opinión de la hija de este señor aquello le ayudó a contarle más adelante otro tipo de cosas.

6. Saber pedir perdón

Si sabemos que no acertamos siempre, o si no les hemos prestado atención o sencillamente no les hemos respetado ¿por qué no pedirles perdón? Cuando eso nos hace un gran bien a nosotros y a ellos. Además, refuerza nuestra autoridad e influencia con nuestros hijos. En ocasiones guiados por un enfado podemos excedernos, en otras puede ser porque sencillamente nos equivocamos en un juicio sobre algo etc. En la familia como bien sabemos aprendemos todos.
En otras ocasiones cuando les corregimos quizá (no sin motivo) le chillamos o no les respetamos, entonces hay que pedirles perdón por chillarles, aunque naturalmente mantengamos el castigo.

7. Escuchar no oír

¿Cuántas veces escuchamos a nuestros hijos mientras estamos doblando la ropa, preparándonos para una reunión del día siguiente o empujando el carrito de la compra en un supermercado? Aunque estas situaciones son comprensibles, es importante que dediquemos un tiempo para darles a nuestros hijos toda nuestra atención.

Ya sabemos que quién sabe escuchar sabe comunicar. Oír consiste más o menos en captar las vibraciones de sonido. Escuchar es dar sentido a lo que oímos, es un acto de la voluntad. En otras palabras, para escuchar hay que saber pararse, detenerse, dominarse. Requiere práctica y no es fácil. No interrumpir es una buena manera de empezar. Interrumpir, en ocasiones, es querer ser el centro de la comunicación y eso de una manera u otra es rechazado por nuestros hijos. (Y por cualquiera)

Como decía Machado para comunicar bien, primero preguntar y después escuchar. Sin duda esto es difícil, pero es una mejora personal significativa ¿en qué sino se iba a concretar querer a nuestros hijos?

Escuchar revela una gran integridad personal. Significa: “Olvidar lo nuestro y salir al paso del otro”, “Vaciarse de uno mismo para llenarse del otro”,“Te valoro, te tengo en cuenta.” Los comportamientos de los padres que generan aislamiento y desconfianza en los hijos suelen ser: el dogmatismo, el tono de superioridad, hablar sin escuchar, y en general no considerar al otro.

8. Mucha Paciencia

A veces parece que los niños pequeños tardan una eternidad para decirnos lo que tienen pensado. Como adultos, sentimos la necesidad de acelerar a nuestros hijos, terminando sus oraciones y frases antes que ellos. O nos están empezando a contar algo que no nos gusta, entonces le interrumpimos para corregirles. Si intentas resistir ese impulso y le escuchas pacientemente a nuestros hijos, les permitimos pensar a su propia velocidad, aprenden a expresarse y a que papa o mama te atienden. Tiempos vendrán en la adolescencia en los que deseemos que nos cuenten cosas, de cualquier modo, bien o mal, pero no nos dirán nada. Sin embargo, si aprendieron desde pequeños luego será más fácil dentro de la natural dificultad de la adolescencia.

9. Coherencia personal

Cuando estamos con amigos tenemos que ser los mismos que cuando estamos en la intimidad de la familia. Los niños no hacen distingos y les choca cuando actúas de otra manera diferente a la que ellos esperaban de ti.
Uno no puede pasarse la vida “vendiendo imagen” con los hijos, uno es como es. Porque sino puede llegar un momento en que no se sepa cuál es su cara y cuál es su “careta”. Para generar confianza hay que ser mínimamente previsible. Decimos más con lo que hacemos que con lo que decimos. La palabra “hipócrita” designaba en el mundo griego antiguo, al actor que asumía una personalidad ajena. Su papel se desarrollaba de cara al público y tenía como regla suprema de su actuación la aprobación y el aplauso de la galería. La coherencia es lo contrario, aceptar incomprensiones, antes que permitir rupturas entre lo que se vive y lo que se cree. No ser coherente es cambiar de actuación según “el que dirán o lo que convenga”. Acomodamos nuestro comportamiento en función de la gente que tenemos delante. El refranero español es muy rico; “La verdad y complacer juntos no pueden ser” o este otro “más, hacen los ojos que las palabras.” Por último, ese otro que dice “los cantaros vacíos son los que más suenan”. Sin un mínimo de coherencia es muy difícil ganarse la confianza de los hijos.

10 La confidencia

“Solo por obra de la confidencia llega el hombre a conseguir autentica amistad”, dice Laín Entralgo. En el fondo, cuando comparto mi intimidad, me arriesgo a ser rechazado o cuestionado o no valorado, es decir, nos exponernos a ser heridos o a herir esa es la dificultad, entre otras, de la confidencialidad. ¿Por qué? porque regalamos nuestra vulnerabilidad. Quizá será por eso por lo que nos cuesta.

La comunicación en un sentido profundo es cuando la persona, por que quiere, se hace “una interioridad abierta”. Cuando uno abre de “par en par” su interioridad, está de alguna manera dejándose habitar por el otro. Entonces se comparte confidencialidad y ésta parece exigir reciprocidad y verdadera sintonía de profundidad. Esta comunicación no se da siempre pero cuando sucede no nos deja indiferentes tiene un cierto poder de cambio, hay un antes y un después de cada confidencia.
Es necesario que el confiante y el confidente convivan la confidencia. Por otra parte, la confidencialidad no es compartir un secreto.

11 Saber corregirlos cuando se equivocan

Tus hijos, después corregirles deben salir con ganas de mejorar, no humillado ni acongojado y asustado. Aunque sea un “caradura” debe salir pensando que confías en él. Tenemos que corregir porque les queremos y porque cuando a alguien que le queremos, le afea algo se lo decimos, sino no le queremos, por abundar más, quien no corrige se convierte en cómplice del error, y en ese caso no deberíamos lamentarnos de los errores y las faltas de nuestros hijos.

Pero no hay que olvidar que nos enfrentamos a un problema no a nuestro hijo. No se trata de buscar culpables (corrección de forma negativa), porque sino aparecerá la defensividad, en definitiva, pondrá más empeño en justificarse que en aceptar lo que le dices. Nuestro hijo ha de DESEAR mejorar su actuación. Los aspectos básicos para que esto sea así son: Centrarnos en el problema y no en la persona. No trates de que tu hijo reconozca su culpabilidad. ¿Dónde nos lleva eso? Y si lo hace, estupendo dará motivo para otra conversación, pero no en ese momento. Escuchar abierta y sinceramente. Haz hincapié en que necesitas su ayuda para resolver el problema que tenéis los dos planteado. Utiliza las ideas que te ofrecen, siempre que sean apropiadas.

Si le decimos que estamos sorprendidos por lo que ha hecho, por que él no es así, estamos separando la persona de lo que hace y dando por supuesto que en él confiamos siempre. Y después preguntarle porqué ha pasado y cómo se le ocurre a él que lo podemos arreglar ese asunto entre los dos.

12 Sinceridad

Si queremos ser amigos de nuestros hijos tenemos que ser dignos de su confianza. La sinceridad está basada en la veracidad de tus palabras y acciones.

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad, esto que parece tan sencillo, a veces es lo que más trabajo cuesta. Utilizamos las «mentiras piadosas» en circunstancias que calificamos como de baja importancia, donde pensamos que no pasa nada y claro que pasa, ¡hemos mentido! y cuando nos descubran, aunque sea en una cuestión menor puede ocurrir que pierdan la confianza en nosotros o les enseñemos a mentir. Obviamente, una pequeña mentira, llevará a otra más grande y así sucesivamente… hasta que nos sorprenden y no se fíen de nosotros.

En otras ocasiones será una pequeña incoherencia, por ejemplo, puede ocurrir que les digamos a nuestros hijos que mentir no es bueno, que hay que ser veraces. Unas horas más tarde suena el teléfono y puede cogerlo nuestro hijo, el mismo que hace unas horas habíamos hablado con él, además están televisando un partido importante en el cuál tu estás muy interesado, tu hijo te dice papa es para ti es fulanito, en ese momento nos puede salir casi involuntariamente un “dile que no estoy” en ese momento a nuestro hijo le generamos una cierta confusión.

13 Cumple lo que prometes

Todos comprendemos la irresponsabilidad que supone cuando alguien no cumple lo que promete, por ejemplo, nuestros hijos con su trabajo de estudiantes y sus calificaciones. Lo normal es que en el ámbito profesional solemos poner nuestra fe y lealtad en aquellos profesionales que de manera estable cumplen lo que han prometido. A nuestros hijos con relación a nosotros les ocurre igual.

Cumplir lo que prometemos debe ser algo estable. Todos podemos tolerar la irresponsabilidad de alguien ocasionalmente. Hacerlo frecuentemente es una invitación a que dejen de confiar en nosotros.

Si nos comprometemos en algo con nuestros hijos debemos respetar lo acordado y cumplirlo por pequeño que pueda parecer la promesa. O no hacerla, aunque esto suponga un malestar en nuestro hijo que en ese momento es precisamente lo que queremos evitar. Nuestros hijos tienen que creer en nuestra palabra y fiarse de lo que les decimos. Con eso les estamos educando en la responsabilidad y ser persona de palabra.

14 Dedicarles tiempo

Sobre este asunto me limitaré a realizar algunas reflexiones. Es verdad que hoy esto del tiempo es muy difícil. Si nos preguntásemos cuanto tiempo pasamos “despiertos”, (sin contar las horas que estamos dormidos) en casa nos sorprenderíamos, porque probablemente no pase de dos o de tres horas. Y además estamos cansados, aceptemos que o educamos cansados o no educamos, que convivimos cansados o no convivimos y vamos por nuestro hogar pensando en nosotros mismos, nada más fácil cuando uno está que no puede más.

Por otro lado, siempre tenemos tiempo para lo que nos importa, cuando hay un partido importante por la tele todo el mundo tiene tiempo para verlo. ¿Por qué?
Conciliar trabajo y familia no es fácil, más bien es muy difícil. Pero no se porque extraña razón todo el mundo le dedica demasiado tiempo al trabajo, sin advertir que del trabajo uno se jubila mientras que de su familia nunca ocurre eso. En otras ocasiones aparece la pereza de la persona ocupada, que tiene tanto que hacer, tanto, que no puede sacar todo delante de manera que caprichea seleccionando lo que más le apetece. Por otra parte, puede ocurrir que sea más cómodo y confortable continuar unas cuantas horas más en el trabajo con cualquier motivo que regresar a casa en la “hora mágica” cuando todos están cansados, cenas, organizar el irse a la cama, etc.

Tampoco se muy bien porque hemos llegado a pensar que la calidad de vida es tener todo aquello que proporciona el dinero para lo cuál hay que trabajar de sol a sol. Sin embargo, todos tenemos experiencia de que el hogar es el cariño, la comprensión y el cobijo que recibimos en él, y que eso si es calidad de vida y no lo otro. Eso requiere tiempo o mejor aún dedicación. Porque podemos tener poco tiempo y sin embargo dedicarnos en cuerpo y alma a los hijos cuando estamos en casa.

En casa nos quieren por lo que somos, con defectos incluidos, y en el trabajo nos quieren por lo que valemos o podemos llegar a valer. ¿A qué tanto apego a nuestra empresa? El trabajo es un valor, esto no lo discute nadie, además hay que trabajar no bien sino muy bien, además uno experimenta que cuando trabaja muy bien mejora también como persona, pero el éxito no es un valor.

Pensamos que si ganamos mucho dinero podemos facilitar y conseguir mejores cosas materiales para nuestra familia, y está bien, pero nos olvidamos que lo que nuestra familia valora es a nosotros mismo. Darnos nosotros, no darles cosas materiales que sustituyan mi dedicación a los hijos, que por otra parte crecen más rápidamente de lo que parece. Y a lo mejor andando los años recibiremos el mismo trato nosotros de ellos cuando seamos ancianitos.

👉Me gustaría que compartas este artículo con otros padres si te ha gustado y si tienes algún comentario, no dudes en escribirlo aquí debajo.👈

Muchas gracias por tu apoyo y que Dios bendiga tus hijos y tú familia🙏❤👨‍👧‍👦

~CJ💯 

CARLOS J JARAMILLO

@superpapacj

Eres un Padre estricto con las calificaciones de tus hijos ? 🤷❤👨‍👧‍👦

Cada niño es único, diferente y especial.

Vino al mundo 🌎 con un propósito y con unos talentos y dones para llevar a cabo ese propósito. Nuestro mayor compromiso y desafío es ayudarle a descubrir esos dones y mientras asiste al colegio y lo califican en otras áreas o asignaturas que no son su fuerte, los podemos apoyar, ayudar ya que lógicamente al no ser sus áreas de fortaleza es casi natural y normal que no se sienta tan cómodo ni tan seguro, justamente porque no se ve a largo plazo moviéndose en ese terreno.

Imagínate que tú hijo sea un ingeniero en potencia, seguramente se le hará más fácil algunas materias como matemáticas, física, geometría, pero quizás no sea tan bueno en las artes o el canto. Un niño que tiene orientación por un deporte específico será mucho más destacado en educación física y en ese deporte en particular, lógicamente la parte académica es su responsabilidad durante su niñez, pero si ha descubierto su inclinación hacía algún deporte y quiere vivir de eso al ser mayor, es casi normal y natural que la mayoría de su energía la desborde en esa actividad y si tú como Mamá o Papá lo apoyas estarás siendo parte crucial de su éxito desde ahora.

Imagínate un niño que tenga destrezas en las ciencias sociales y naturales y tenga esa vocación de servicio como lo hacen los médicos o Doctores, pues entonces muy claramente 🤷 tienes en casa un futuro cardiologo, neurocirujano, o Doctor destacado ya que desde pequeño mostró esa inclinación y tú lo ayudaste a descubrir esas fortalezas y de eso se trata conocer a nuestros hijos.

Pero existen algunos Papás o Mamás que a toda costa esperan calificaciones sobresalientes en todas las áreas, materias o asignaturas como si su hijo tuviera que poner en el rostro de sus Padres una sonrisa de satisfacción a costillas de no ser comprendido ni aceptado por sus capacidades.

*Considero que cuando se tiene una buena relación con los hijos, los conoces, sabes cuales son sus fortalezas y debilidades los puedes ayudar mucho mejor 👍🏻y al mismo tiempo no les pones esa pesada carga sobre sus hombros de complacerte con un diploma que a la larga no marcará tanto su vida profesional como adulto, más que los valores, comprensión, apoyo, moral, principios, ética, integridad, amor por lo que se hace, compromiso en el trabajo, creer en sí mismo, confiar en Dios etc….ya que son estas cosas las que edifican un buen ser humano que va a enfrentarse al mundo y a la vida una vez que ha descubierto su misión en la vida, de la mano de sus padres.

👉 Por eso doy muchísimo crédito a la buena comunicación con los hijos, a conocerlos y a no etiquetarlos por unas calificaciones del colegio, ya que tu hijo es mucho más que esa nota o calificación. 👈

📌 Me gustaría que compartas este artículo con otros padres si te ha gustado y si tienes algún comentario, no dudes en escribirlo aquí debajo.

Muchas gracias por tu apoyo y que Dios bendiga tus hijos y tú familia 👪🙏❤

~CJ💯

CARLOS J JARAMILLO

@superpapacj

Tiempo compartido del 50% 👨‍👧‍👦❤

Escucha este Podcast 🎙🎧 en el que comparto mi opinión ❤👨‍👧‍👦

👉”Es algo bueno para las mamás y para los niños también”. 👈

Muchas veces por no decir la mayoría del tiempo escucho a las madres divorciadas o separadas que no tienen tiempo para ellas 👧, que siempre andan corriendo con sus hijos de un lado a otro 🤷 por su trabajo, la cocina y la comida, las tareas del colegio y las clases online, los que haceres de la casa, la pandemia y la cuarentena solas con sus hijos, porque el Padre o Papá no se hace cargo o simplemente está con sus hijos un fin de semana cada quince días… 🙈🙈🙈

Basado en mi experiencia de tener el tiempo compartido del 50% con mis hijos, es decir la mitad del mes, o la mitad del año, la mitad de las vacaciones y así, me atreví a hacer este Podcast 🎙🎧 dónde les comparto las bondades para las mujeres y más adelante según sus comentarios les hablaré de los beneficios que también tiene para los niños, nuestros hijos.

Esta figura del tiempo compartido del 50% es una alternativa que la mayoría de las cortes de Familia en el mundo 🌎 ofrecen, pero que lamentablemente no todos los Padres divorciados la piden por diferentes razones que hoy no quiero mencionar ya que es un tema sensible para muchas madres, justamente por la crianza machista que recibimos tanto hombres como mujeres y que esperamos que con estos testimonios vaya desapareciendo por el bienestar de nuestros hijos y para que las próximas generaciones se formen sin estos prejuicios que tanto daño hacen en la formación del individuo.

Me gustaría que después de escuchar el Podcast 🎙🎧 me dejes tu opinión o comentario bien sea aquí o en Spotify dónde está este reciente episodio.

Puedes escuchar también los demás episodios que he compartido de otros temas que benefician a los niños 👦

Muchas gracias por seguir y apoyar este movimiento de Papás y Mamás comprometidos en las vidas de sus hijos, te recuerdo que no promuevo el divorcio o la separación, mis cuentas en redes sociales, el Blog y el Podcast están dedicados a los niños y a su salud mental, comparto mis experiencias como Papá divorciado y comprometido en la vida de mis hijos y me gustaría que los demás niños también tengan a sus Papás presentes ya que muchos ni estando casados con la madre se involucran, ya que por el machismo que tanto hablo, se creen que es tarea solo de las Mamás.

Bendiciones y éxitos para tú familia 👪🙏❤

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

❤👤Como es un buen Papá:

Muchas personas el día que hice esta publicación en Instagram (Marzo 2, 2021) me escribieron aportando otras características, les prometí que aquí las iba a agregar y lo prometido es deuda.

Yo considero que un buen Papá, independientemente que siga casado con la madre de sus hijos o no, debe estar muy comprometido en la vida de sus hijos.
Esto es algo en lo que yo hago mucho énfasis y es la razón de haber creado este movimiento de Padres, basicamente he querido beneficiar a miles o millones de niños cuyos Papás o Mamás al leer mis publicaciones en redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook o los artículos en este Blog, tomen conciencia de la importancia de dedicarle mayor tiempo a sus hijos, ya que es la mayor satisfacción de uno como padre (al menos en mí caso) y es la mayor alegría para un niño o una niña.

No me gusta cuando me dicen “calidad de tiempo”, resulta que si les das calidad y cantidad lo estas haciendo mucho mejor, imagínate darle a un hijo 1 hora de calidad de tiempo a la semana??? eso se te hace justo con tu hijo??? cierto que no. Entonces la palabra calidad y cantidad cuando se trata de tiempo para nuestros hijos, si son muy importantes ambas.

Lamentablemente fuimos educados por madres machistas en nuestra época hace varias décadas atrás y esto es algo que se ha venido repitiendo de generación en generación sin mucho éxito, ya que se cree erradamente que la crianza es exclusiva de la mamá y eso no es trabajo de mamá nada más. LOS HIJOS SON DE LOS DOS, Mamá y Papá.

Por eso los hijos o hijas que tienen mayor contacto con su Papá desarrollan mejor ciertas habilidades emocionales y una relación que crea lazos de confianza y seguridad en ellos mismos que les sirve en sus primeras relaciones amorosas ya que tienen un buen rol de hombre como ejemplo y estandarte. Si es un mal Papá pues será un mal referente y un pésimo ejemplo para sus hijos, pero como siempre digo: “hasta un mal Papá enseña con sus malas acciones” ya que eso justamente que a los hijos les duele o les hace falta de su Papá es lo que ellos muchas veces le quieren dar a sus hijos el día que los tengan.

Un buen Papá se sabe el nombre de la profesora de sus hijos, los nombres de sus mejores amigos del colegio y tiene el numero de teléfono de los padres de ese amigo o amiga de sus hijos, también está presente en las visitas al pediatra, las visitas de control al odontólogo cada 6 meses, saca tiempo para jugar con ellos los fines de semana y colabora con las cosas de la casa como hacer la compra en el supermercado, lavar la ropa, hacer tareas con sus hijos o hacer el desayuno o la cena. Si eres divorciado ademas de saber hacer todo lo anterior debes ser responsable con la cuota alimenticia o manutencion de menores que haya asignado la corte de familia, pero si eres un excelente padre le provees a tus hijos ademas de amor y tiempo las cosas que ellos necesitan para su normal desarrollo.

Decirles te amo, abrazarlos, decirles lo orgulloso que estas de ellos, motivarlos a ser mejores personas y a superarse, es decir todo esto es lo que yo considero que un buen Papá debería hacer, al menos intentar hacerlo y esforzarse es algo que se debe aplaudir ya que es algo que a nosotros no nos enseñaron a hacer por la mentalidad machista que mencioné al principio.

*Ahora sus sugerencias para agregar a la lista de características de un Buen Papá:

@black_sky-monroe Estar presente, darse cuenta que debe cambiar y romper una cadena si es que su educación no fue tan buena, que sea un ejemplo vivo para sus hijos, que todo es con y por amor.

@mayolyny Tiene tiempo para compartir con sus hijos en los mejores momentos de su vida.

@anyoxg Que no ponga sus intereses personales/hobbies/otras relaciones por encima de las necesidades emocionales, económicas de sus hijos.

@johannavalenzuelap Calidad de tiempo, acompañando al niño en todas las etapas de crecimiento, desde que está en el vientre, adolescencia y madurez, estar presente en todo momento no solo en fechas importantes.

@marivi1306 Comparte y es testigo de sus logros y desaciertos, quien la alienta a levantarse en cada caida, a seguir adelante, quien con orgullo toma su mano y camina junto el o ella y le enseña a ser un buen ser humano.

@lilia_iris_bellatti_ Pone límites con mucho amor.

@heavy-gear92 Los buenos padres son hombres de oración y de ejemplo.

~CJ💯

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

❤ Papá 10 razones por las que tú hijo(a) te considera su héroe! 🦸‍♂️

Hoy les quiero compartir una lista que le hizo un niño de 12 años a su Papá.

Papi: eres simplemente lo mejor que me pudo haber pasado en la vida. ¡Te amo! ❤

  1. Porque recuerdo ese día cuando me enseñaste a andar en bicicleta y tuviste la paciencia de cuidar que no me cayera.
  2. Porque siempre me dijiste que no importara lo que me gustara, tú siempre me apoyarías.
  3. Porque me enseñaste a nadar.
  4. Porque ese día que tuve un problema simplemente me abrazaste, me dijiste que todo estaría bien, y no te importó que llenara de lagrimas tu ropa. “Gracias por consolarme”.
  5. Porque me enseñaste a ser independiente.
  6. Porque cuando aún era pequeño, tú podrías haber dado la vida por mí sin pensarlo dos veces.
  7. Por cargarme en tus hombros y mostrarme que podía llegar tan alto como yo quisiera.
  8. Porque sé que el día que me llegue a casar, posiblemente sea el día mas difícil de tu vida, pero aún así estarás feliz por mí.
  9. Por esas veces que tuviste que salir de viaje, pero siempre estuviste al pendiente de mí. Te extrañaba mucho.
  10. Porque aunque te hacía cientos de preguntas, tú sabías responderlas todas. Aunque no tuvieras una idea de lo que hablabas, jamás me dijiste “Ya callate”. Creo que es tu culpa que ahora yo hable tanto 🤣🤣🤣.

✅ Que bella lista la de este niño y que buen trabajo hizo este Papá para merecer esta notica tan hermosa! 👨‍👧‍👦❤

~CJ💯

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

📌 Escríbeme tus comentarios o si quieres comunicarte directamente conmigo puedes escribirme un email a:

superpapacj@gmail.com

❤ Papá no te vayas a trabajar 👨‍👧

Les quiero compartir cómo influyen los horarios ⏱ laborales sobre la vida familiar.

La duración del tiempo fuera de casa incide sobre nuestras oportunidades para dedicar tiempo a la familia, dado que las actividades familiares, como otro tipo de actividades, compiten con el tiempo dedicado al empleo o al trabajo.

Las actividades familiares aumentan el bienestar y las relaciones positivas entre los miembros de una familia y también es verdad que el cuidado parental influye MUY directamente sobre el desarrollo cognitivo y emocional de los niños.

📌 Así que:
Cómo haces tú para tener un balance del tiempo entre tu trabajo y tus hijos??

Y sobretodo que opinas al respecto! 🤔 piensas que las leyes que tenemos existentes (En EEUU o en tu país) tienen en cuenta el bienestar familiar ?

~CJ💯

@superpapacj
Carlos J Jaramillo

📌 Te invito a que te suscribas al Blog de Súper Papá, aquí te comparto mis experiencias como Papá divorciado de 2 maravillosos hijos y como se puede ser un Papá comprometido en sus vidas 💛.

👨‍👧‍👦❤ Me divorcie de mi esposa no de mis hijos.

superpapacj #superpapa #papá #mamá #hijos #niños #familia #amor #Paternidad #maternidad #blogger #manualdesuperpapá #pierdetiempocontushijos
#tiempoenfamilia #tiempoencasa #niñosypadres #padresehijos #papateextraño #papatequiero #quedateconmigo #quedateaqui #notevayas #tiempofamiliar #familiareal #familiaunida #lafamilialoestodo #mástiempocontigo

El significado de la Navidad en la familia 🎄🎅❤

La familia cambia, pero la Navidad parece inmutable. Es un momento muy esperado por los niños y toda la familia aprovecha las fiestas para reunirse y celebrar juntos la Navidad.

Vivir la Navidad en familia 👨‍👧‍👦❤

Lo primero que llama la atención cuando hablamos de la Navidad, es su permanencia a través de los siglos y lo recurrente de sus elementos y sus símbolos. La comida y los adornos son acontecimientos u objetos simbólicos comunes a todas las familias, que sirven para dar sentido a estas fiestas.

Las luces de Navidad, las velas y otros adornos participan de la atmósfera mágica. Al igual que los regalos, que adquieren más importancia cuando la segunda generación accede a la paternidad. El desarrollo de la fiesta también obedece a secuencias parecidas: una cena de Nochebuena o comida de Navidad, el intercambio de regalos y, a menudo, un tiempo festivo en el que se escuchan villancicos con los niños, se hacen lecturas, se ven una película de Navidad o se hace un paseo en familia.

Esta repetición de escenas que se perpetúa, no implica ninguna rigidez, todo lo contrario. Porque la segunda cosa que caracteriza el ritual de la Navidad es su gran flexibilidad: cada familia se la apropia organizándola a su manera y atribuyéndole sus propios valores.

La Navidad perdura y se ha extendido por todo el mundo porque trasciende el aspecto comercial que tanto se critica. Desempeña un papel importante en el seno de la familia, para los individuos que la componen: para los niños, ya que marca la entrada en la cultura familiar, permite la construcción de las identidades dentro de la familia, la transmisión de mitos y valores a través de las generaciones.

En última instancia, cuando preguntamos a la gente qué es lo que valora más de la Navidad, siempre responde que el hecho de estar juntos. La Navidad sigue siendo la mayor fiesta anual de la familia por excelencia, porque reúne a varias generaciones cuyos dos polos principales son los nietos y los abuelos. De hecho, cuando estos últimos pueden, son ellos los que reciben a la familia. Es la manera de “ocupar su lugar”.

Luego son los niños los que capitalizan todas las atenciones. Porque a pesar de su atmósfera mágica, la Navidad algunas veces es una época de estrés debido a los multiples preparativos que la preceden y a la dificultad de reunirse todos ese día, pero este año de Pandemia se redujo a la familia 👪 ❤ inmediata, lo cual ha sido maravilloso.

Con motivo de esta festividad, cada individuo define su posición dentro de la familia y a futuro repetirá estas costumbres o las personalizara junto a su pareja cuando sea adulto y tendrán su propia versión de la Navidad.

~CJ💯

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

Navidad 2020 🎄🎅 de Padres divorciados o separados!

Las Navidades son fiestas para vivir en familia, y en ocasiones, la familia está en dos hogares diferentes si los padres están divorciados. En este artículo quiero hablarte de cómo viven los niños estos momentos y te doy algunos consejos para ayudar a tu pequeño a llevar con naturalidad esta circunstancia, aclaro soy una persona 100% de familia y pro-familia ♥

La realidad de muchas familias

No hay un único modelo de familia, y las familias con padres separados es simplemente un modelo más. Las estadísticas revelan que cada vez son más las parejas que se separan, haciendo que el pequeño tenga dos hogares de referencia. 

En muchas ocasiones la separación es amistosa, y por el bien de los niños, se mantiene una buena comunicación, incluso, llegando a celebrar las fiestas todos juntos en armonía y/o haciendo alguna actividad en la que ambos padres coincidan para brindarles mayor alegría a sus hijos.

Lamentablemente, en muchos casos esto no sucede, y en fechas tan memorables como la Navidad, los niños tienen que dividir su tiempo para estar unos días con uno de los progenitores, y unos días con el otro progenitor. 

Madre e hija decorando el árbol de Navidad

Algunos consejos para llegar a acuerdos

Cuando la comunicación entre los padres es complicada, la repartición de las vacaciones de los hijos suele ser un foco de conflicto. A continuación, te ofrezco algunas claves que pueden servirte para llegar a acuerdos: 

  • Si hay discrepancias en cuándo deben empezar los días con uno u otro progenitor, lo mejor es basarse en el calendario escolar del niño y respetarlo al máximo. 
  • A veces los conflictos surgen al no informar al otro progenitor con tiempo suficiente de las fechas elegidas. Si en el convenio no hay nada especificado respecto a esto, no existe fecha límite de comunicación, y podría ser incluso el día anterior. Para que ambas partes puedan organizarse mejor las vacaciones, sería importante pactar cuándo se ha de hacer la asignación de fechas
  • Cuando ambas partes quieren las mismas fechas, se puede llegar a acordar hacerlo con uno en años pares, y con el otro en años impares
  • Otra opción puede ser repartir las fechas clave: Nochebuena, día de Navidad, Nochevieja, Año nuevo y día de Reyes, de manera que la primera parte de las vacaciones del pequeño las pasa con un progenitor, y la segunda, con el otro. 
  • Si hay más de un hijo es fundamental mantener a los hermanos juntos

Padre e hija abrazados en una calle iluminada en Navidad

Cómo ayudar a tu hijo en estas fechas ?

Una separación es algo complicado para todos, especialmente al llegar la navidad 🎅🎄 tras la separación o el divorcio como en mi caso. Es en estos momentos cuando hay que prestar especial atención a cómo lo vive cada niño, algo que estará directamente determinado por su edad y su madurez. 

Estos consejos te pueden a ayudar a acompañar a tu hijo de la manera adecuada: 

  • Mantener las tradiciones. Un divorcio ya supone un gran cambio, por eso es recomendable modificar lo menos posible las costumbres de la familia en estas fechas para que, dentro de las circunstancias, el pequeño identifique una estabilidad. 
  • Evita las comparaciones. No beneficia a nadie preguntar al pequeño en qué casa se lo ha pasado mejor o dónde le gusta más estar, porque supone colocar al niño en una situación incómoda en la que tiene que escoger entre uno de sus padres. 
  • Nada de competiciones con los regalos. No se trata de quién le da el regalo más costoso. Lo ideal es ponerse de acuerdo y hacer regalos conjuntos como muestra de unidad, pero lo ideal no es siempre la regla, así que hagan lo mejor que puedan…🤪
  • Que no los vean discutir sobre él o ellos es muy importante. Esta es una recomendación extensible a todo el año, pero en estas fechas familiares es todavía más importante cumplirlo, dando ejemplo de respeto y concordia pese a las diferencias. 

Sabemos que todos estos consejos son fáciles de plantear desde la teoría, y que, en ciertas circunstancias, se complica mucho llevarlos a la práctica. Te animo a que sigas priorizando siempre las necesidades de tu hijo para llegar a todos los acuerdos posibles y hacer que la Navidad con padres separados sea natural y feliz como la de cualquier hogar. 

Etapa vital de los 3 a los 12 años.

~CJ💯

Carlos Jaramillo

@superpapacj

Escucha el último Podcast 🎙🎧 de Diciembre del 2020

Puedes suscribirte a nuestros episodios de Podcast 🎙🎧 en Spotify que se publican una vez al mes con temas actuales sobre hijos, niños, adolescentes, Paternidad, crianza, familia 👪 y situaciones actuales que comparto desde el punto de vista de un Papá divorciado, todo hecho con mucho amor pensando en lo mejor para nuestros hijos.

Me he dedicado a leer, aprender y estudiar para conocer más a fondo el maravilloso mundo 🌎 de los niños 🧏‍♂️🤷‍♀️ para poderlos entender mejor, ayudarlos y orientarlos en su camino por este mundo actual tan deprisa y lleno de retos, desafíos y competitividad.

Soy pro-familia, soy pro-vida y defenderé hasta mi muerte los derechos de los niños para que puedan tener acceso a su Papá y a su Mamá en caso de un divorcio, también defiendo a los niños en otros casos de abusos, negligencia, falta de recursos u oportunidades para desarrollar sus talentos en las artes como la pintura o el dibujo, la música, el deporte y la lectura.

Creamos una Fundación desde Marzo del 2019 con la finalidad de ayudar y apoyar en estas áreas a niños de USA 🇺🇲 donde aunque parezca increíble existe pobreza y muchos niños y niñas con carencias, también ayudamos a niños y madres cabeza de hogar en Colombia, Honduras, Venezuela y en otros países de Centro América y del caribe como República Dominicana.

Hemos logrado importantes alianzas con profesionales de la salud como Pediatras, Psicológos infantiles expertos en adolescentes y problemas de familias, 👪 también hemos logrado alianzas en otros países con otras Fundaciones, Coaches de familia, trabajadores sociales y es increíble como se han sumado personas para ayudar a nuestros maravillosos niños, recientemente se unió la artista 🎨 Colombiana Michelle Betancourt para dar las clases de pintura virtuales a los niños ganadores del concurso de dibujo y cada Martes están recibiendo sus clases vía Zoom y la idea es tener más niños en clases de pintura, tener una escuela de fútbol ⚽️ con su Coach y proveer todos los implementos, apoyar con instrumentos musicales a los futuros artistas de la música 🎶 y así poder llegar a tocar muchos corazones ♥ 💕

Todo esto lo hacemos en compañía de mis hijos Sarah y David para acompañar y apoyar en momentos de dificultad a quien lo necesite.

Este año 2020 a raíz de la pandemia pudimos acceder también a la abogada Sandra Hoyos de Miami para que nos apoye con información sobre temas legales de familia, divorcios, abuso doméstico e infantil, temas de herencias y testamentos.

Con la ayuda de Dios 🙏 hemos ido ayudando en silencio y de forma constante a muchos niños y seguramente para el año entrante 2021 ya tengamos aprobada la solicitud hecha al departamento de rentas internas de los Estados Unidos IRS para ser oficialmente un “Non Profit Organization” (organización sin fines de lucro) y poder recibir aportes económicos deducibles de impuestos para nuestros patrocinadores y seguir llevando a gran escala nuestro granito de arena para que este mundo 🌎 sea un mejor lugar para nuestros hijos 👨‍👧‍👦❤

Muchas gracias por seguirnos en nuestras redes sociales, si puedes apoyarnos con una donación para nuestra Fundación sería de gran ayuda para costear los gastos de transporte de las ayudas que recibimos y enviamos a otros países, ya que este es el mayor gasto que tenemos, afortunadamente las donaciones de ropa usada y nueva sigue llegando cada semana.

Este mes de Diciembre 2020 estamos recibiendo juguetes nuevos para enviar dentro de USA a niños en necesidad ya que sus padres perdieron el trabajo y también enviaremos a Colombia.

El mes de Noviembre hicimos un gran envío de ropa usada y nueva y juguetes a Venezuela 🇻🇪 y así vamos a seguir ayudando mes a mes a distintas causas con niños de por medio.

Escucha aquí el Podcast 🎙🎧

⬇️⬇️⬇️

~CJ💯

Carlos J Jaramillo

@superpapacj

Para donaciones puedes entrar a la página web de la Fundación que está aquí abajo o usando Cashapp aquí en USA 🇺🇲 a $superpapacj

https://superpapacjfoundation.com/